Panadería La Mascada está innovando día a día para ofrecer a sus clientes los mejores productos. Con ese objetivo, en la nueva fábrica de calle Coquimbo instaló un moderno horno de fluido térmico, el cual permite una total regularidad y uniformidad de cocción, consiguiendo elaboraciones estables y de alta calidad.

Gracias a esta moderna tecnología, La Mascada dispone de un pan de mayor duración, con buen volumen, corteza adecuada y aroma perdurable.

Y además contribuye a la preservación del medio ambiente, porque el sistema térmico del horno posibilita un elevado ahorro energético, entregando mayor productividad al no requerir tiempos de recuperación de calor entre hornadas.